Split de pared manual

Split de pared manual

El aire acondicionado denominado split consiste en un equipo de climatización compuesto por dos unidades separadas e intercomunicadas mediante tuberías. Una de estas unidades se coloca en el interior de la estancia (con el evaporador, el ventilador, filtros de aire y sistema de control), mientras que la otra se instala en el exterior (acogiendo compresor y condensador).

Sobre la parte interior, es característica la instalación de un split de pared en forma de consola, mientras que la unidad de exterior se monta apoyada en unas escuadras de la pared vertical externa del edificio.

Este sistema es el más conocido y el que registra mayor cantidad de ventas pues permite un split de pared precios más económicos que otros modelos. Además, amplía su atractivo ya que resultan estéticos y producen muy poco ruido durante su funcionamiento.

La instalación de un split de pared no resulta excesivamente aparatosa y las obras necesarias son bastante reducidas. La instalacion de aire acondicionado split paso a paso: este es bastante rápido, limpio y provoca pocas molestias para los residentes. Son ventajas añadidas a la posibilidad de encontrar sistemas split de pared precios más reducidos.

Para la instalacion de aire acondicionado split paso a paso se requieren habilidades relacionadas con la fontanería, albañilería y electricidad. Antes de proceder a esta instalación de un split de pared habrá que cumplir ciertas previsiones preliminares y comprobaciones importantes. La primera, que el aparato debe respetar siempre el sentido descendente del tubo de desagüe que sale de la máquina por su parte inferior. Además, deberemos tener previsto el lugar en el que desembocará este desagüe.

En relación con la máquina exterior, al colocarla en la fachada, habrá que tener muy en cuenta no exceder la longitud máxima de tubería marcada por el fabricante y que las conexiones y válvulas precisas para la puesta en marcha estén accesibles.

Teniendo en cuenta estos factores se monta la consola interior perforando la pared con un hueco del diámetro suficiente para pasar tuberías y cables. En el exterior se deberán ubicar las ménsulas que sostendrán la unidad de condensación, comprobando su capacidad para aguantar el peso. Posteriormente será el momento de conectar todas las tuberías que interconecten ambos aparatos.

Una de las partes de mayor importancia de la instalación, clave para el correcto funcionamiento, es vaciar el circuito y comprobar que no existen fugas. Esto se realiza utilizando manómetros y bombas de vacío. El objetivo es asegurarnos de que el circuito sea completamente hermético, como paso previo a la liberación del gas, para rellenarlo. Tras conectar la manguera de drenaje de la unidad interior al tubo de drenaje exterior, el equipo estará preparado para ponerse en marcha y refrigerar nuestro hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *