SOLUCIONES DE CLIMATIZACIÓN PARA VIVIENDAS

Soluciones de climatización

En el momento actual los decoradores de interiores apuestan por crear ambientes diáfanos y depurados y por este motivo los sistemas de climatización para viviendas representan una ventaja respecto a otros sistemas de calefacción. Además, este sistema, debido a que funciona a temperaturas de 30 y 45º Cº, reduce el consumo de energía, ahorra espacio y distribuye el calor de manera homogénea.
La climatización por suelo radiante para frío y calor proporciona calefacción en los días fríos de invierno y en verano refrigeración. Transmite la energía por radiación directamente sobre el cuerpo. Con este sistema se logra un mayor confort y se consigue el tan deseado efecto para la salud de «la cabeza fría pero los pies calientes».
Los sistemas de climatización para viviendas de suelo radiante para frío y calor se basan en unos circuitos de tuberías de plástico que se distribuyen por el suelo. A través de las tuberías circula agua fría en verano y agua caliente en invierno. De esta manera se consigue que bajen o suban las temperaturas del ambiente. Lo más habitual es la colocación del sistema de refrigeración en el suelo pero existen otros sistemas para su instalación en los techos y las paredes. Estas formas de refrigeración suelen ofrecerse como solución cuando existe limitación del espacio, sobre todo se utiliza en las reformas de viviendas que tienen limitaciones de peso en la estructura.
La instalación de este sistema no es compleja, pero debe realizarse por personal cualificado para garantizar el correcto funcionamiento.
Las soluciones de refrigeración por suelo radiante proporcionan las condiciones ideales para crear un ambiente interior más confortable y saludable. Estos sistemas de refrigeración por suelo radiante son una forma eficiente de ahorrar energía. Al funcionar a bajas temperaturas permiten que las fuentes de calor sean más eficientes, de manera que se reduce el consumo de la energía primaria y por lo tanto las emisiones de CO2, incluidas las fuentes provenientes de energía renovable. Toda la instalación queda oculta; por ello se incrementa el espacio y se proporciona una mayor libertad para crear cualquier estilo arquitectónico y decorativo. La instalación de este sistema requiere una inversión ligeramente superior a la de otros sistemas de calefacción convencionales pero será amortizada durante su vida útil. Además, al realizarse en una única instalación frío y calor se consigue un ahorro desde el inicio.
En definitiva, es un sistema con el que se logra reducir el consumo energético, nos aporta un mayor confort y un mayor espacio útil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *