¿Qué es un mini split?

Mini split literalmente significa mini o pequeño y esplit dividido. Cuando hablamos de un mini split nos referimos a un conjunto de dos unidades separadas pero que trabajan en conjunto: la unidad interior y la unidad exterior.

La unidad exterior es el compresor/condensador y tiene que colocarse al aire libre, en una ventana, terraza o en un soporte en la fachada del edificio. Son unidades preparadas para estar al exterior pero si es posible colocarlas en un lugar en el que la exposición solar no sea excesiva será más beneficioso para su conservación. El aire que desprenden estas unidades exteriores es caliente y esa es precisamente la razón por la que no se deben colocar en un lugar encerrado ya que al no haber ventilación el equipo sufriría un sobrecalentamiento.

La unidad interior es la que se coloca en la habitación que queremos climatizar, normalmente en alto, en la pared y con una ubicación tal que permita llegar a todos los puntos pero sin crear fuentes directas de aire que podrían resultar molestas. Si quieres saber más acerca de dónde colocar una unidad interior te lo hemos explicado en ESTE ARTÍCULO: DONDE COLOCAR EL SPLIT DEL AIRE ACONDICIONADO.

Split-Air-Conditioning-Systems_responsive_reference

Ventajas del aire acondicionado minisplit

Las principales ventajas del sistema mini split es su versatilidad y flexibilidad. Por su pequeño tamaño y su fácil instalación son ideales para climatizar estancias concretas de la vivienda. Lo más habitual es instalarlos en viviendas no demasiado grandes en las que se quiere climatizar alguna de las áreas de uso más frecuente, como salón o dormitorios. Algunos modelos pueden contar con hasta 4 unidades interiores con un solo condensador exterior. El número de unidades interiores que podamos colocar requiere de cuánto necesitemos calentar o enfriar. De eta manera cada una de las zonas tendrá su propio mando con termostato, de forma que solo se necesita climatizar ese espacio cuando está siendo ocupado, con lo que podremos ahorrar tanto energía como dinero.

Adicionalmente, los sistemas mini split sin conductos también son más fáciles de instalar que otros tipos de sistemas de climatización. La conexión entre la unidad exterior y las interiores sólo requiere realizar un gujero de unos 8 centímetros a través de una pared para pasar el conducto en la mayoría de las ocasiones. Además, si es necesario, podemos localizar la unidad exterior hasta a 15 metros de distancia del split interior, aunque es recomendable que se sitúen más cerca. De esta manera podremos climatizar las estancias de la fachada de una casa colocando el compresor en la parte trasera, mucho menos visible y más estética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *