Cámaras frigoríficas

Cámaras frigoríficas

De todos es sabido la importancia de la refrigeración en cualquier negocio de hostelería, no solo por la necesidad de conservar los alimentos durante más tiempo sino también porque, al estar refrigerados, se mantienen libres de gérmenes. De ahí que sea fundamental elegir con acierto las cámaras frigoríficas hostelería que mejor se adapten a las necesidades del negocio. 
Si nuestro establecimiento necesita refrigerar una cantidad elevada de productos nos decantaremos por cámaras frigoríficas modulares o también llamadas cámaras tipo walk in. Si por el contrario no necesitamos tanto volumen de refrigeración optaremos por mini cámaras frigoríficas. Por último, si solo necesitamos una pequeño área de frío en un lugar de acceso al público colocaremos vitrinas refrigeradas.
Cámaras frigoríficas modulares: se trata de paneles sandwich de aluminio o galvanizado que, perfectamente colocados, nos permiten disfrutar de una cámara frigorífica sin necesidad de hacer obra. Tienen la ventaja de su rápida instalación y la facilidad de poder construir cámaras de diferentes medidas. De esto último viene también su principal inconveniente; al ser paneles de medida fija, nos tenemos que adaptar al estándar del panel no pudiendo elegir la medida de la cámara a nuestro antojo. Es muy importante que los paneles y suelo sean de buena calidad para evitar pérdidas de frío.
Mini cámaras frigoríficas: cámaras frigoríficas para bares y pequeños negocios principalmente. Muy parecidas a las anteriores pero de menor tamaño utilizadas cuando las necesidades de almacenamiento son menores. 
Vitrinas refrigeradas: cámaras frigoríficas para bares y pequeños negocios como charcuterías, carnicerías o pastelerías entre otros. Permiten exhibir el producto al público manteniendo la conservación en frío. Aunque lo más importante es la calidad de la cámara para mantener intactas las características del producto. También tiene relevancia el diseño de la vitrina ya que va a ser un elemento en contacto con el consumidor final y que dirá mucho de nuestro negocio.
Del acierto en la elección de las cámaras frigoríficas hostelería dependerá en un alto grado el futuro de nuestro establecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *