Aire Acondicionado y Niños

Estamos en pleno verano y el calor forma parte de nuestra rutina. El aire acondicionado nos ayuda para hacer frente a días enteros de altas temperaturas. Pero ¿qué hay de los niños y los bebés? ¿es perjudicial para ellos? ¿debemos tomar precauciones o no exponerles demasiado al aire acondicionado?

aire acondicionado niños aire acondicionado niños

La respuesta es no. El aire acondicionado no es perjudicial para los niños de la misma manera que tampoco es perjudicial para los adultos. Al menos siempre que se use de forma adecuada.

Los riesgos que se han atribuido al aire acondicionado habitualmente en relación a la salud de los más pequeños han sido:

  • cambios bruscos de temperatura que afectan a la salud. Los aparatos modernos no provocan cambios bruscos en la temperatura, sino que climatizan a una temperatura que podemos escoger.
  • contaminación del aire. Es completamente falso que un aire climatizado con un equipo de aire acondicionado tenga más gérmenes. Hoy en día los filtros son muy avanzados e incluso existen aires acondicionados que mejoran la calidad del aire.
  • Los aires acondicionados ionizan el aire y esto es perjudicial. Completamente falso, hoy en día los aparatos modernos no reducen la calidad del aire que respiramos en absoluto.

aire acondicionado niños 2

Y sin embargo hay algunos consejos que podemos tener en cuenta a la hora de usar el aire acondicionado en casa si tenemos bebés o niños.

1.- La temperatura debe ser estable y es recomendable mantenerla entre 22 y 24 grados centígrados. La diferencia con la temperatura exterior no debe superar los 10 grados para que cuando salgamos o entremos el cambio de temperatura no sea brusco.

2.- No enciendas y apagues el aire constantemente. No vas a ahorrar energía y lo único que conseguirás serán fluctuaciones de temperatura. Mantén el termostato a una temperatura agradable siguiendo la norma de los 10 grados del punto anterior y mantén el equipo encendido las horas de más calor del día

3.- El aire no debe dar directamente a un bebé o a un niño. Si el aire acondicionado está correctamente instalado esto no será un problema y siempre puedes dirigir la dirección de las rejillas si no fuese así. Un chorro de aire directo puede ser perjudicial para un adulto y aún más para un bebé o niño.

4.- Si usas el aire acondicionado por la noche usa el programa específico noche que tienen la mayoría de los aparatos de aire acondicionado. Te ayudará a mantener una temperatura agradable para el sueño.

4.- Mantén tu aire acondicionado en buenas condiciones, con especial cuidado a los filtros. Solo un aire acondicionado limpio y mantenido asegura una buena circulación y calidad del aire que respiramos todos los que vivimos en casa.

Resumiendo, si mantienes una temperatura agradable y con no mucha diferencia con la exterior, tu aire y sus filtros están en perfectas condiciones y el aire no da directamente a los niños o bebés su uso no solo es completamente seguro sino muy recomendable y aporta confort.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *